¿Cómo tener un día de 30 horas en 3 pasos?

invertir-tiempo-y-dinero[6]

invertir-tiempo-y-dinero[6]¡Quiero días de 30 horas!, es una expresión que comúnmente he escuchado entre mis desesperados clientes y también entre ocupadas amas de casa que quieren y tienen que hacer tantas cosas que el día normal no les alcanza. Desafortunadamente les contesto que no hay ninguna señal ni científica ni profética de que el mundo vaya a girar mas lento en los próximos años dándonos días más largos para lograr hacer todo lo que queremos durante el día.

Así que tenemos que buscar otra solución para lidiar con este problema, lograr mas cosas en menos tiempo y sobretodo reducir el estrés que produce el no acabar todo.

Creo que el principal problema es caer en el error de decir que “todo es importante”, porque eso nos lleva a tratar de hacer demasiadas cosas a la vez y no ser efectivos, ya que así en el mejor de los casos todas avanzan muy despacio, pero lo más común es que todas avanzan de manera irregular y algunas no avanzan creando el estrés de que seguimos retrasando algo “importante”.

El primer paso es revisar concienzudamente tanto de las pequeñas cosas como nuevos hábitos diarios así como de los grandes proyectos profesionales o personales cuales son las prioridades y la pregunta clave es: ¿Cuál de todas estas cosas es la que si termino primero tendrá el mayor impacto en…mi vida, mis resultados, mis nuevos hábitos, etc.?

El segundo paso es la difícil decisión de dejar que las cosas que no fueron clasificadas con el impacto más alto se “muevan solas”, es decir la determinación de que no nos vamos a distraer en cosas que no quedaron en nuestra lista de alto impacto, que vamos a dejarlas avanzar con su propia inercia o cuando nos sobre verdaderamente tiempo; y que nuestro limitado recurso tiempo lo vamos a ocupar mas y sin distracciones en las actividades de alto impacto. Es sorprendente la velocidad de avance y los resultados cuando verdaderamente nos enfocamos a atacar la prioridad principal hasta que la TERMINAMOS.

El tercer y último paso es un sistema o estructura que nos ayude a la disciplina de crear nuevos hábitos de ejecución, el mío es una lista corta de las pequeñas cosas que quiero volver una rutina diaria como ejercicio, meditación, lectura. Esa lista corta de las cosas rutinarias que TIENEN que hacerse se complementa con otra lista (también corta y ahí mismo) de las cosas que se tienen que hacer durante el día y que no están en la agenda, es decir una, dos o máximo 3 cosas y en orden de importancia que tengo que avanzar.

La clave del éxito está en enfocarnos solo a la prioridad #1 de esa segunda lista en todos los momentos del día que no tienen asignado algo hasta que la terminemos, en muchos casos no vamos a llegar a la 2 o a la 3 y no se diga las otras veinte mil que quisiéramos hacer. Pero lo que nos ayuda a avanzar con éxito y de paso reducir el estrés es la convicción de que aunque hay cosas que no estamos avanzando en la que estamos enfocados es sin duda la más importante y cuando se logre dará el mayor impacto a nuestros resultados.

Simple no?, se oye fácil pero requiere el esfuerzo de probar, fallar, ajustar, reintentar y establecer poco a poco disciplina y nuevos hábitos que nos den una nueva manera de administrar nuestro tiempo.

Dicen que tiempo es dinero y casi todo mundo estaría de acuerdo en que al igual que el dinero es valioso, limitado y nos da un gran potencial; pero son muy pocas personas las que he conocido que verdaderamente manejan su tiempo como dinero, presupuestándolo, vigilándolo, invirtiéndolo y cuidándolo con el mismo nivel de intensidad que lo hacen con el dinero.

Si verdaderamente aplicáramos esa idea de que tiempo es dinero y lo manejáramos igual con estos 3 pasos le sacaremos mucho más jugo a nuestra inversión de tiempo.

De acuerdo exagere con el título tu día no tendrá 30 horas, ya mencioné que la única manera de lograr eso es bajarle la velocidad de rotación a la tierra, pero estoy seguro que si los aplicas bien tus horas de satisfacción por resultados aumentaran y tus horas de estrés por falta de tiempo disminuirán.

Abril 30, 2014.

Guillermo Mendoza guillermo@speakerforsuccess.com (832)334-3583

“Transformando organizaciones energizando a su gente y obteniendo resultados.”

El estilo auténtico y profundo de Guillermo, atrapa audiencias para hacer los cambios necesarios para crear transformaciones en sus organizaciones y en sus vidas.

Disponible para presentaciones en Español, Inglés y Portugués.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

5 Ideas para superar el miedo a hablar en público

lecture

lectureSe dice que los tres miedos del hombre son el hablar en público, la muerte, y el baile, y parecen estar en orden. He trabajado como Coach y consultor con varias personas y también como gerente de equipos, y puedo confirmar que el hablar en público es sin duda algo que espanta a mucha gente. Las razones de este miedo pueden variar desde una personalidad introvertida, inseguridad, o solo el miedo común que sentimos cuando estamos tratando de hacer algo en lo que no somos expertos, algo nuevo que es incómodo y que probablemente ejecutemos de manera torpe.

Sin embargo no cabe duda de que hablar en público es una habilidad como cualquier otra que puedes aprender, practicar y en la que te puedes volver bueno por medio de teoría y práctica.

Aquí están las 5 ideas que te ayudarán a comenzar y preparar tu siguiente presentación y que te permitirán tomar ventaja de esta habilidad tan importante.

  1. Contenido. En algunos casos es fácil tener buen contenido si tienes un producto o servicio que presentar o tienes algún conocimiento que vas a compartir, en otros casos tienes que buscar y analizar información. Pero siempre el mejor contenido para ti es cuando eres un experto, donde tienes un profundo conocimiento del tema. Si le agregas a tu presentación tu conocimiento, experiencia, y anécdotas personales, el contenido será fácil de memorizar, más poderoso, y más capaz de enganchar a tu audiencia. Si planeas presentar sobre un tema en el cual no eres un experto entonces duplica tus esfuerzos para entenderlo y dominarlo antes de presentar.
  2. Presentación. Puedes usar una herramienta de presentación o no, puedes usar apoyos visuales o no. Esta es una de las áreas en las que puedes aprender más, recibir algún entrenamiento, y practicar en varios temas como voz, lenguaje corporal, presentaciones, aperturas, cierres, etc. Lo más importante es imaginarte a ti mismo como un miembro de la audiencia. Imagínate como si tú fueras una de las personas escuchando tu presentación y piensa en ¿cuál sería la manera más efectiva de presentar? Crea una presentación ponderosa y útil a través de un mensaje conciso, hazla entretenida y si es posible hasta divertida (a todos les gusta reír). Crea una buena experiencia para tu audiencia.
  3. Intención. ¿Quieres vender? ¿Quieres convencer? ¿Quieres compartir información importante? Siempre ten claro desde el principio cual es tu intención y como piensas lograrla mejor. Después mientras presentes asegúrate que tu intención sea clara y presenta tus puntos acerca de porqué tu audiencia necesita comprar, estar convencida, o estar consiente de información nueva. No lo olvides: siempre presenta los beneficios que ellos obtendrán.
  4. Actitud. Alguna vez escuche que era egoísta no ser un conferencista. A través de los años todos acumulamos conocimiento, experiencia, lecciones de vida, consejos y trucos, y el también escuchamos de esa nueva aplicación para el iPhone. Por lo tanto no dudes en pensar que tú también tienes algo de valor que compartir. Puede que no tenga valor para toda tu audiencia, pero puedes estar seguro de que si tu contenido, tu mensaje y tu lección ayudan a por lo menos una persona a mejorar su negocio, su carrera, su vida; entonces diste una gran presentación.
  5. Confianza. ¿Cómo te sientes? Súper nervioso por supuesto, hasta los conferencistas experimentados se ponen nerviosos antes de una presentación, pero aquí tienes algunas ideas para tener la confianza adecuada que se necesita para conducir una presentación exitosa. Primero, acuérdate que tu audiencia no es enemiga tuya, tu audiencia quiere que tengas éxito, la gente escuchándote no quiere una presentación aburrida o una mala experiencia, quieren que tengas éxito dándoles una gran experiencia. Siempre recuerda que tú eres el experto, claro que habrá otros expertos en la audiencia y claro que habrá gente que sepa más que tu acerca del tema, pero siempre sabrás más que la mayoría de tu audiencia simplemente porque tú te preparaste para dar la presentación. Finalmente, imagina que le estas explicando algo a una persona, no a docenas o centenas.

Aunque tu intención no sea convertirte en un conferencista profesional, realmente recomiendo adoptar esta habilidad, aprenderla y practicarla. No importa cuál sea tu profesión o área de trabajo, he visto lo útil que es ser un buen presentador, en cualquier campo de trabajo. También he visto lo mal que se conduce una presentación descuidada y poco preparada. Estas 5 ideas básicas te dan un punto de partida y con el tiempo puedes mejorarlas y convertirte en un gran presentador.

Guillermo Mendoza guillermo@speakerforsuccess.com +1(832)334-3583

“Transformando organizaciones energizando a su gente y obteniendo resultados.”

 

El estilo auténtico y profundo de Guillermo, atrapa audiencias para hacer los cambios necesarios para crear transformaciones en sus organizaciones y en sus vidas.

Disponible para presentaciones en Inglés, Español, y Portugués.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

¡Cómo ser exitoso en el 2014!

successful_woman11

successful_woman11Mi nombre es Guillermo Mendoza y mi visión es ayudar a tanta gente como pueda a ser exitosa. Como muchas cosas el éxito es algo subjetivo y es algo diferente para cada persona, pero ya sea que quieras éxito en tu carera, en tus relaciones, trabajo, negocios, como padre o en el amor; siempre se trata de tener ese agradable sentimiento de que logramos algo, esa satisfacción, esa sonrisa en tu cara felicitándote por lo bueno o buena que eres, por como el éxito decidió ser parte de ti.

Todos tenemos nuestras fórmulas del éxito, nuestra definición de lo que funciona y lo que no funciona, y ellas están integradas como parte de nuestras opiniones, pensamientos y sistema de creencias; y equivocadamente creemos que al usar nuestra “arma secreta” lograremos estar delante de los demás y lograr el éxito. La ironía es que precisamente lo opuesto es lo que crea más éxito. Aquellos que se vuelven un libro abierto y comparten sus trucos ayudando a otros son vistos como expertos, gurús, aquellos que saben como atacar problemas específicos y ayudar a otros a través de Coaching, asesoría, consultoría, conferencias o libros, y que lo hacen a través de estar disponibles y hacer su conocimiento disponible para otros.

No puedo pensar en una manera mas exitosa de empezar el año que establecer nuestras metas de éxito con la disciplina de considerar que es lo que les va a tomar convertirlas en un éxito. Cualquier nueva aventura requiere recursos de tiempo, quizás dinero, esfuerzo y desde luego la actitud de perseverancia para alcanzar el éxito. Pero para que el éxito suceda, se requiere una buena estrategia y mi propuesta para tu estrategia del 2014 es que estés disponible para otros y hagas tu conocimiento disponible a otros.

Todos tenemos nuestros trucos, ‘armas secretas” , y técnicas probadas que para esto o aquello nos han dado éxito en el pasado. Revisa lo que has hecho, lo que has dicho, lo que has pensado cuando has sido exitoso y compártelo; ayuda a otros a ser exitosos y por una rara reacción en cadena tú te vas a volver más exitoso.

Yo considero egoísta no compartir nuestras formulas del éxito y el egoísmo no es una buena manera de empezar el nuevo año ¿no crees?. Adopta el arte de compartir tu conocimiento y aun mejor el arte de compartir tu ayuda, tu estímulo y tu amor; y créeme la vida te pagará compartiendo el éxito contigo.

“Transformando organizaciones energizando a su gente y obteniendo resultados.”
Guillermo Mendoza es un estratega de desarrollo de negocios, conferencista y escritor. Su pasión es compartir las herramientas y experiencias que tiene ayudando a líderes ejecutivos y a sus equipos creando conciencia, desarrollando liderazgo y obteniendo resultados.
Disponible para presentaciones internacionales en Inglés, Español y Portugués.
Guillermo Mendoza guillermo@icscoaching.com (832)334-3583

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

A donde va el negocio

negocio

Bienvenidos a la nueva sección de tips de negocios de CONEGTE, como dueños y directores de nuestros negocios estamos muy ocupados en la operación del mismo y es muy común que el día a día del mismo nos absorba y olvidemos las cosas importantes. El crecimiento del mismo nos exige un foco en las ventas, en la cobranza, en la terminación de los proyectos y a eso dirigimos toda nuestra atención; estamos haciendo las cosas correctas porque perseguimos las ventas y la cobranza y estamos encima de proveedores y de nuestra gente para lograr la terminación de los proyectos.
Sin embargo nuestro avance es lento en todos los frentes, las cosas suceden mucho mas lento de lo que quisiéramos y en la gran mayoría de los casos mantenemos una operación totalmente reactiva. Es decir vendemos a quien nos compra, cobramos a quien paga y avanzamos los proyectos conforme un proveedor nos surte algo o buscando calmar al cliente mas molesto con los retrasos.
De esta forma el negocio se mantiene a flote y en muchos casos hasta crece exitosamente. Hay industrias muy nobles en las que crece el negocio, “a pesar de nosotros”.
A veces no es que las cosas vayan mal, pero siempre podrán ir mejor. Para lograr un cambio en el desempeño o mejor aún, una transformación total del mismo podemos aplicar varias estrategias y el enfoque de esta nueva sección será revisar algunas de ellas y proponerte a ti empresario y/o director, ideas y herramientas para lograrlo.
Yo llamo a muchas de estas ideas y herramientas “aceleradores”. Porque las veo como una manera de, haciendo una analogía con el automóvil, “meter el acelerador” y llegar más rápido a nuestro destino. La mayoría de las empresas con el genuino esfuerzo de sus directivos y su gente llegaran a las metas que se proponen, pero sin aceleradores, la velocidad a la que se acercan a estas metas es muy lenta, a veces desesperante y en ocasiones hasta parecen haber perdido el rumbo e ir en dirección equivocada empeorando todas las variables del negocio.
Y el primer concepto que vamos a revisar es ¿Cuál es el destino final?,  No podemos meter el acelerador, ni siquiera podemos avanzar a paso de tortuga hacia un destino si no sabemos cual es.
Desafortunadamente en muchas de nuestras empresas, trabajamos muy duro, pero no hemos tomado un tiempo para definir la meta, ¿Dónde esta el negocio?, ¿Cuál es el destino de la empresa?, ¿adonde queremos llevarla? El dedicar un tiempo a definir esto con claridad con nuestros socios o equipo directivo es el primer gran acelerador que tenemos.
La “velocidad” de ejecución y el desempeño de nuestra empresa se incrementan muchísimo con solo saber con claridad cual es la dirección de la misma, sin esto, igual que en un auto no sabemos hacia donde movernos; o nos movemos sin saber si vamos en la dirección correcta o con lentitud esperando alguna señal de que ruta tomar.
La manera tradicional de hacer esto en las grandes empresas es con una planeación estratégica que se desarrolla entre noviembre y diciembre para dejar listo el plan del siguiente año calendario. Pero si no estamos a fin de año, no importa el cuando, ni tampoco el formato. Puede hacerse en cualquier momento y no tiene que ser una compleja planeación estratégica; lo importante es como dije definir el rumbo.
Una serie de preguntas nos pueden ayudar en la definición de esa meta como: ¿para qué forme esta empresa?, si obvio para hacer dinero, para generar un ingreso, para aplicar mis habilidades en un negocio; pero todo eso ya sucede en mayor o menor grado, la pregunta es ¿que quiero en el mediano y largo plazo?, ¿quiero sucursales en las principales ciudades del país?, ¿quiero mantenerla con poco personal?, ¿quiero heredársela a mis hijos?, ¿quiero generarle valor para que alguien me la compre?.
Sin necesidad de prestamos o socios, haz una de las mejores inversiones o inyecciones de capital que puedes hacer en tu empresa: establece su destino, defínele una meta en el tiempo que le de dirección a las actividades y las vuelva proactivas llevándote a donde quieres ir y no a donde las circunstancias de mercado, clientes y proveedores te llevan, ¡toma el control!
Guillermo Mendoza es consultor de negocios y coach ejecutivo certificado que ofrece servicios de consultoría, coaching, talleres y cursos para mejorar y acelerar la ejecución y el desempeño creando la empresa y vida que queremos.

Coach Ejecutivo, conferencista, escritor, empoderando individuos y organizaciones a transformarse obteniendo los resultados que quieren más rápido y mejor.

Guillermo Mendoza gmendoza@conegte.com

Houston (832)334-3583 México (55)8421-4647

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Ventas Proactivas Controladas

ventas1

Las empresas de cualquier tamaño tienen multitud de problemas y áreas de desarrollo, pero sin duda el más recurrente especialmente en la pequeña y mediana empresa es el de cómo incrementar las ventas y el desempeño del equipo de ventas.

El desempeño del equipo de ventas y el lograr un incremento en las ventas depende de tener un esfuerzo constante para manejar y estructurar el trabajo de ventas en la empresa y la manera en la que los vendedores organizan su trabajo semanal alrededor de las oportunidades.

Desafortunadamente la mayoría de los vendedores trabajan de manera reactiva; es decir persiguen las oportunidades reaccionando a las diferentes situaciones que se les presentan como: qué prospecto es el que presiona más por su cotización o propuesta, o el Gerente Comercial o General recordándoles que atiendan a algún cliente importante.

Para que el trabajo de ventas sea más eficiente debe volverse proactivo, es decir la atención a las oportunidades debe ser parte de un plan y basado en un análisis de la información que le de al vendedor un orden de prioridades de cómo organizar su trabajo de ventas.

Para analizar información hay que tener información, muchas empresas no registran datos importantes de su trabajo de ventas que les permitan después analizar la historia y determinar índices, tendencias y necesidades de su trabajo de ventas.

Para lograr lo anterior el primer paso es diseñar un repositorio de datos en el que se vaya día a día registrando información importante de cada venta. Algunas empresas han adquirido e instalado una herramienta de software conocida como CRM o Customer Relationship Management que permite manejar esta información, pero en su forma más simple una buena hoja de MS Excel es suficiente para registrar estos datos.
Hay 4 índices principales de ventas que queremos calcular y monitorear para establecer un sistema de Ventas Proactivas Controladas:

  1. Ciclo de Ventas. El tiempo que nos estamos tardando o que nos tardamos desde que empezamos a perseguir una oportunidad hasta que la cerramos. Esto se calcula restando a la fecha de hoy o a la fecha de cierre (si la venta ya se cerró), la fecha en la que empezamos a perseguir la oportunidad.
  2. Ticket Promedio. El tamaño en pesos de la venta promedio que realizamos. Esto se calcula sumando los montos de todas las ventas realizadas para cierto periodo y dividiéndolo entre el número de ventas realizadas en ese periodo.
  3. Índice de Conversión. Se refiere al porcentaje de oportunidades o prospectos que se convierten en prospectos calificados, es decir en oportunidades reales de venta que podemos perseguir. Esto se obtiene dividiendo el número de oportunidades calificadas a perseguir entre el número de oportunidades generadas por diferentes medios.
  4. Índice de Cierre. Se refiere al porcentaje de oportunidades que se convierten en ventas reales. Se obtiene dividiendo el número de ventas entre el número de oportunidades calificadas que se persiguieron.

 

Además de la información obvia como el nombre del cliente y el nombre de la oportunidad o proyecto, es importante para lo anterior registrar campos adicionales como la fecha en la que empezamos a perseguir una oportunidad, la fecha de cierre cuando se vendió, el monto exacto de la posible venta o venta cerrada y todas las oportunidades que se generan (para poder calcular después el índice de conversión).

Así que el primer paso a un sistema de ventas proactivas controladas, es establecer un registro de las oportunidades para analizar índices, vigilar la historia y tendencias de ventas y tener esto como base para organizar el trabajo a través de un control de estatus de ventas en base al ciclo de ventas (ambos conceptos que veremos en un artículo futuro). Si aun no tienes un CRM o una hoja electrónica que controle esto empiézala ya; es lo que se conoce como el “Pipeline” de ventas o Control de Oportunidades; y es la piedra angular para organizar y mejorar el desempeño del equipo de ventas. Si en la empresa cuentan con la información llénalo de manera retroactiva para los últimos 6 o 12 meses y con eso puedes empezar a calcular los 4 índices para establecer un plan de trabajo.

 

Febrero 2011 Guillermo Mendoza

 

Coach Ejecutivo, conferencista, escritor, empoderando individuos y organizaciones a transformarse obteniendo los resultados que quieren más rápido y mejor.

Guillermo Mendoza gmendoza@conegte.com

Houston (832)334-3583 México (55)8421-4647

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter